Los pasados días 24 y 25 de noviembre de 2017, se celebró en Navaluenga, Ávila, la 2ª Asamblea General de la ConFAC, tras casi un año desde su constitución en el 1er Congreso de Madrid.

 

Con mucha ilusión y ganas dimos el pistoletazo de salida al acto. Marcado por un claro carácter organizativo. El objetivo de éste, era el de aprobar los documentos que marcarán el futuro funcionamiento de nuestra organización; el Código de Buenas Prácticas y Régimen Interno, el nuevo sistema de cuotas y como no, lo más importante, encontrarnos, juntarnos y hermanarnos.



El encuentro ha reunido a representantes de todo el territorio, federaciones y asociaciones llegadas desde todos los rincones para aunar esfuerzos en el desarrollo del mejor modelo confederativo y para trazar estrategias comunes que nos permitan sumar, para llevar a cabo a lo largo del 2018 un proyecto lleno de retos y grandes objetivos.

 

La Reducción de riesgos y daños fue una de las protagonistas del sábado, tratar y ampliar un tema de vital importancia y que ha supuesto una gran mejora en las poblaciones donde se localizan los distintos colectivos federados que aplican sus programas. Ésta sigue y seguirá siendo una de las prioridades de la Confederación.

 

Además trabajamos en los posicionamientos más importantes para la entidad y entre ellos se encuentra, nuestro reconocimiento y apoyo al texto presentado por el grupo de estudios políticos sobre el Cannabis –GEPCA– como el documento más avanzado y completo que plantea una regulación del cannabis en el Estado de forma integral, transversal y que está realizado por expertos y profesionales independientes.

 

Paralelamente a la Asamblea general de la ConFAC se realizó en Catoira otro evento por parte del PNSD, donde observamos con preocupación cómo este organismo intenta criminalizar al movimiento social realizando este tipo de actos con informaciones sesgadas, donde las personas usuarias no son tenidas en cuenta y mucho menos invitadas a participar. Este tipo de actitudes demuestran la poca sensibilidad de un organismo altamente politizado que trabaja con poco criterio técnico y poca autocrítica. Bajo la disciplina de una moral sin ética,  interesada más en dirigir una legalización que perpetúe los interese farmacéuticos y económicos olvidándose de la realidad de los usuarios, y que deja en evidencia los motivos del fracaso de la guerra a las drogas y las políticas que entorno a las mismas desarrolla el gobierno del PP.

En la Asamblea general de la ConFAC tras dos días de duro trabajo y largos pero fructíferos debates, llegamos a grandes acuerdos que dejan latentes las ganas de continuar con la labor que la sociedad civil nos encomienda. Luchar por el reconocimiento de nuestros derechos fundamentales y el de cada una de las personas que de alguna manera se ven afectadas por el yugo de la guerra contra las drogas.


¡Seguimos compañer@s!

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *